A PHP Error was encountered

Severity: Warning

Message: Division by zero

Filename: drivers/Session_cookie.php

Line Number: 812

Detail | Products | Juan Gelman

Convención Internacional sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra de 1968.

Volver

La Convención Internacional sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra, fue uno de los primeros instrumentos de Derechos Humanos que aparecieron en el escenario internacional. Firmado en New York, el 26 de Diciembre de 1968.

A la fecha, ha sido apenas ratificada por 55 países, dentro de los cuales se resalta por su ausencia la adhesión de países Latinoamericanos como Argentina, Brasil, Venezuela y Colombia; y por parte de países europeos como Francia, Italia, España, entre otros. A pesar de la importancia que supone la adhesión a dicha Convención está, por voluntad de los redactores de la misma, resulta restringida por lo plasmado en su artículo V, pues se estableció un término de adhesión hasta el 31 de Diciembre de 1969.

Esta convención entró en vigor para los 10 Estados mínimos exigidos a este efecto, según lo contemplado en su artículo VIII, el 11 de noviembre de 1970.

A pesar, de que el Estado Colombiano en su momento no tuvo la intensión de adherirse a esta convención, no significa que los conceptos allí desarrollados sean ajenos al ordenamiento jurídico colombiano. Al contrario el concepto de la imprescriptibilidad de los Crímenes de Lesa Humanidad y crímenes de Guerra, han sido desarrollados mediante vía jurisprudencial gracias a la inserción de otros instrumentos internacionales al ordenamiento jurídico interno colombiano, que desarrollan este concepto, tales como la Convención Interamericana sobre Desapariciones Forzadas y el Estatuto de Roma.

El razonamiento realizado por parte de la Corte Constitucional a propósito de la imprescriptibilidad de estos crímenes, se traduce en que respecto a casos tales como la Desaparición Forzada y otros delitos que puedan ser considerados como de Lesa Humanidad, es decir, cuando dicho acto haga parte de un ataque generalizado o sistemático contra la población civil; la acción penal podría ser imprescriptible, hasta aquel momento en que el indiciado sea procesado. Aclarando eso sí que la acción se reviste de imprescriptibilidad, más no la sanción eventual a la que hubiere lugar.[1]

Igualmente, se ha dicho frente a la discusión del contenido del Estatuto de Roma, en la Sentencia C-578 de 2002, que si bien en primer orden las disposiciones del artículo 29 del Estatuto de Roma contrarían las establecidas en la Carta Política en lo ateniente a las prohibición de sanciones imprescriptibles; en realidad no lo hacen, puesto que las disposiciones del Estatuto de Roma solo son aplicables en el marco de la competencia misma de la Corte. En otras palabras, no todas las disposiciones del Estatuto de Roma, hacen parte del Bloque de Constitucionalidad, tal como lo dice la Sentencia C-290 de 2012.[2]

Compartimos a continuación con ustedes la Convención Internacional sobre la imprescriptibilidad de Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra, en su traducción al español, recordando que las versiones más fidedignas al texto original acordado, son las versiones oficiales en francés e inglés.

 
[1] Corte Constitucional, Sentencia C-580 de 2002, MP: Rodrigo Escobar Gil, 31 de Julio de 2002, página 45.
[2] Corte Constitucional, Sentencia C-290 de 2012, MP: Humberto Sierra Porto, 18 de Abril de 2012, página 4. 

Descargar